Poet's Abbey (Blog de lecturas)


Libro del desasosiego

Palinuro me escribió desde algún rincón del mundo. La carta no tenía remite y el sello era de un país indescifrable. El lobo de mar me confesaba, con cierto desasosiego, que había conseguido un libro portugués que le quemaba las manos.

Era una obra de Pessoa, publicada por primera vez en 1982, con textos escritos bajo el heterónimo de Bernardo Soares (desde 1913 hasta la muerte del autor en 1935). 

Realmente, es una obra que quema, que indica que hay personas que no saben, no pueden, ni quieren ser felices. Desdeñan sus ilusiones.
 



Nunca amamos a nadie: amamos sólo la idea que tenemos a alguien. Lo que amamos es un concepto nuestro, es decir, a nosotros mismos.

Sin ilusiones vivimos del sueño, que es la ilusión de quien no puede tener ilusiones. Viviendo de nosotros mismos, nos disminuimos, porque el hombre completo es aquel que se ignora. Sin fe, no tenemos esperanza, y sin esperanza, no tenemos propiamente vida. No teniendo una idea del futuro, no tenemos tampoco una ideal del hoy, porque el hoy, para el hombre de acción, no es sino un prólogo del futuro. La energía de luchar nació muerta entre nosotros, porque hemos nacido sin el entusiasmo de la lucha. (p. 323)

Fernando Pessoa, Libro del desasosiego, 1913-1935




Comentarios